CAR hace llamado para celebrar Semana Santa “En armonía con la naturaleza”

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y la Arquidiócesis de Bogotá, hicieron un llamado a los habitantes de su jurisdicción para que no utilicen especies de fauna y de flora silvestres durante esta Semana Santa y denuncien su tráfico o comercialización. 

De acuerdo con la entidad, especies como loros, pericos, tortugas Morrocoy, hicoteas y palmas de cera o de vino son las más amenazadas durante esta época debido a que se utilizan para las distintas celebraciones litúrgicas. 

“En el caso de la palma de cera, esta una especie que se acostumbra a utilizar en la elaboración de ramos, y en el caso de las tortugas son traficadas para el consumo de sus huevos con el fin de evitar el consumo de carne roja”, así lo señaló Luis Fernando Sanabria, director de la CAR.

El funcionario recordó que la Palma de Cera fue categorizada desde el 2005 como una especie en peligro debido principalmente a la práctica de cosechar sus cogollos para usarlos en Semana Santa, a la reducción de su hábitat por la presión de las actividades agropecuarias y a una regeneración poco efectiva, lo que hacen inviable su uso y/o aprovechamiento forestal, ya que podría llevar a la especie a la extinción.

Por su parte Monseñor Jaime Alberto Mancera, Vicario Episcopal para la Dimensión Social de la Evangelización de la Diócesis de Bogotá, dijo que acordes a esta política del cuidado de la naturaleza desde hace varios años la Iglesia Católica promueve el uso de plantas ornamentales en reemplazo de los ramos.

“En la Iglesia promovemos que el Domingo de Ramos los fieles lleven su matica que además sirve para que después la cuiden en sus casas”, dijo el prelado. 

De acuerdo con la CAR, plantas como palma de enea, chicalá, guayacán o junco, son las alternativas para reemplazar la palma de cera. Fuente: Car Cundinamarca