Expertos hacen llamado a unir esfuerzos para que la recuperación del río Bogotá sea una realidad más cercana

  • Desde 2014, la sentencia histórica del Consejo de Estado ordenó a más de 72 entidades a trabajar de manera articulada para la recuperación del río Bogotá.

Una de las principales conclusiones que dejó el desarrollo del foro digital Río Bogotá: Eje de desarrollo es la necesidad de unir esfuerzos entre todos los actores que intervienen en la cuenca del río Bogotá, incluidos sus habitantes. Además, aunque se debatieron sus diversas problemáticas, los 15 expertos convocados concluyeron que el afluente es un ecosistema lleno de oportunidades.

Desde 2014, la sentencia histórica del Consejo de Estado ordenó a más de 72 entidades a trabajar de manera articulada para la recuperación del río Bogotá. Son muchas las obras que se pusieron en marcha y los programas que buscan mostrar el potencial del afluente más importante del centro del país. Sin embargo, los expertos invitados al foro realizado por el Grupo Río Bogotá remarcaron la necesidad de involucrar a la ciudadanía en estos procesos.

“Ya hemos visto cómo en diferentes ciudades del mundo la recuperación de las cuencas hidrográficas es un factor de desarrollo y la mejor forma para mejorar la calidad de vida y conservar el medioambiente. Pero nada de esto es posible sin una nueva aproximación y sentido de pertenencia del ciudadano con el río”, dijo Alejandro Santos, Presidente de Publicaciones Semana y vocero del Grupo Río Bogotá.

Según el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa, sin la participación ciudadana el renacer del río Bogotá será imposible. La pérdida de la biodiversidad es culpa de los seres humanos, quienes estamos en total discordia y desarmonía con la naturaleza, sobre todo si se tiene en cuenta que el  56 por ciento de las aguas residuales del país no son tratadas y llegan a los afluentes.  

Oportunidades en la gestión de planes de recuperación

La unión de esfuerzos entre diferentes actores además permitirá descubrir nuevos actores quienes podrán aportar en las iniciativas que promuevan la recuperación del río. Así por ejemplo, la Fundación Natura, adelantó hace unos años una alianza para identificar áreas críticas y de urgencia para restaurar en el río Bogotá. Dentro de lo que se encontró es que la cuenca es una de las que cuenta con mayor densidad de rutas viales que tiene el país lo que implica que hay diferentes empresas de infraestructura vial que serán claves para convocar y hacer alianzas en función de responder a esta necesidad.

“Las alianzas público-privadas, por ejemplo, reúnen una cantidad de buenas cualidades y de potenciales que ninguna de las dos partes por separado estaría en capacidad de poner al servicio de la sociedad”, comentó  Brigitte Baptiste, rectora de la EAN. “Las empresas por un lado tienen una perspectiva ágil de trabajo, con una visión a largo plazo y las instituciones públicas pueden orientar y mostrar las prioridades que necesitan cambiarse”.  Según Baptiste, es vital llegar a acuerdos claros a la hora de trabajar, por distintas que sean las visiones de las entidades participantes e incluso de las comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.